fbpx
contacto@etereacomunicaciones.com.ar

La identidad visual de una marca es una inversión, un capital de las empresas

La identidad visual de una marca es una inversión, un capital de las empresas

Desde Etérea Comunicaciones ayudamos a las empresas a trabajar su comunicación y a conectarlos con sus audiencias. Sabemos que cada institución tiene su complejidad y que para que un proyecto funcione correctamente se necesita de profesionales de diversas disciplinas que aporten valor y garanticen su funcionamiento. Desde esta línea, proponemos un ciclo de entrevistas con profesionales de diferentes áreas que desde su labor diaria contribuyen al crecimiento de las pymes. 
En esta oportunidad, dialogamos con Flor Martini, diseñadora gráfica, especializada en comunicación digital interactiva, quien nos habla sobre la importancia de invertir en la construcción de una identidad de marca, la compañía del profesional del área a lo largo de todo el proceso y los principales problemas que suelen tener las empresas cuando acuden a un diseñador gráfico.

 

¿Cuándo debería empezar la relación con el diseñador?

El inicio de la relación entre el diseñador y la empresa depende de cómo se vaya dando el proceso de formación de la misma. Lo ideal sería trabajar desde el momento cero. Lo que sucede en la realidad es que la empresa empieza a funcionar, se ve cómo se va adaptando al mercado, cómo van sus ventas, si es factible sostenerla y en una segunda etapa se da la contratación de un profesional del diseño para que empiece a trabajar la comunicación visual.

 

¿Profesional independiente o relación de dependencia?

El tipo de vínculo o relación que se establezca con el diseñador dependerá de la tipología de la empresa.
Hay empresas que se dedican más a la venta al público –retail– y eso requiere una comunicación más directa con el cliente y quizás en esos casos está bueno contar con alguien que pueda sostener esa relación diaria. Por otro lado, hay rubros que no tienen venta directa al público, por ejemplo, las empresas B2B. En esos casos se puede trabajar más en forma independiente porque requieren trabajos de menor demanda, puntuales y/o eventuales.

3 tips de un profesional del diseño

El primer consejo de una diseñadora es que las empresas contraten a un profesional del diseño gráfico.
La creación de una marca lo necesita, muchos la crean desde su visión personal y cometen un error. La construcción de la identidad no es solo hacer un dibujito, como nos dicen a los diseñadores, sino que depende de una interpretación de una cuestión conceptual y simbólica”.
El segundo tip o consejo es que la contratación de un profesional debe entenderse como una inversión, “porque no es algo innecesario o superfluo, tiene que ver con el fortalecimiento de la marca. Es un capital para la empresa”.
La última sugerencia es que se trabaje en todo el proceso con un diseñador, que se trate de mantener una imagen coherente y limpia para generar una identidad fuerte que le permita competir en el mercado.

 

¿Cuáles son los problemas de diseño que suelen tener las pymes?

Una de las primeras complicaciones que surgen con algunos clientes, que en realidad es una complicación previa, es que casi nunca tiene claro lo que quiere transmitir y lo que puede llegar a necesitar. Tal vez llama a un diseñador porque necesita un logo. En ese aspecto, se lo orienta en cuanto a cuáles son sus valores o sus diferenciales y se trata de crear algo en base a la imagen de la empresa y de la imagen que él tiene de su propia empresa”
Otra cosa que pasa es que el cliente tiene formada una idea errónea o utópica de su empresa y eso quiere plasmarlo en un logo, lo cual resulta imposible o hay ciertas cosas que quiere utilizar de forma arbitraria, y eso hace que se tergiverse un poco el sentido que uno le quiere dar a la marca. Por ejemplo, a veces el cliente quiere cierta tipografía específica por el valor afectivo o por un valor histórico, o un color específico que no tiene nada que ver con su empresa o el ámbito en el que su empresa se desarrolló.

¿Qué sugerís a la hora de solucionar problemas de diseño?

Probar las cosas, mostrarle al cliente que lo que sugiere tal vez no es lo más recomendado. Escuchar al cliente y en base a lo que te solicita ofrecerle una propuesta que sea superadora. El diseñador no debería ir con una sola opción, sino con varias y siempre con una justificación. Creo que el diseño debe tener un significado. El cliente no tiene por qué saber de diseño y para eso está uno, para explicarle. Creo que cuando uno asesora al cliente desde esa perspectiva se puede llegar a un punto en común sobre lo que es mejor para su empresa.
El diálogo y el trabajo en conjunto, siempre es la mejor opción.

El diseñador no debería ir con una sola opción, sino con varias y siempre con una justificación. Creo que el diseño debe tener un significado.

¿Se puede trabajar sin un manual de marca o identidad visual?

Hacer una pieza sin una identidad previa es muy complejo, lo que uno puede hacer es algo suelto, pero si no hay construida una identidad de la empresa todo se termina convirtiendo en un pastiche, porque entonces al año siguiente la estética no tiene nada que ver con la anterior, se va perdiendo la fuerza de la identidad visual, que es el poder representar a una empresa con el correr del tiempo.
La identidad de marca no pasa solo por tener un logo y saber cómo colocar el nombre de la empresa. Tiene que ver con algo mucho más amplio, con una búsqueda estética y morfológica que luego se aplica en todas las piezas y canales de comunicación que la empresa tiene con sus clientes, o de la forma de mostrarse de la empresa en el mercado. Por eso es importante que se vaya valorizando y vaya creciendo.

La identidad de marca no pasa solo por tener un logo y saber cómo colocar el nombre de la empresa. Tiene que ver con algo mucho más amplio, con una búsqueda estética y morfológica que luego se aplica en todas las piezas y canales de comunicación que la empresa tiene con sus clientes, o de la forma de mostrarse de la empresa en el mercado

¿Qué nuevas tendencias se evidencian a nivel de diseño?

En lo que respecta a las cuestiones estéticas, creo que eso es algo que va cambiando año a año. Ahora hay una tendencia a trabajar con recursos muy simples, muy minimalistas, siempre pensando en la conexión con el cliente, que el mensaje llegue directo. Incluso creo que en los últimos años se fueron sacando los elementos innecesarios porque se entendió que lo importante era que la pieza fuera legible, que el usuario la pueda interpretar fácilmente.
Por otro lado, hubo un aspecto más vinculado a los medios y los soportes. Fue perdiendo lugar el papel y fueron ganando espacio las redes y los canales digitales. Entiendo que este es el cambio más significativo.
Antes publicar un aviso en el diario era superimportante, y ahora se valora más hacer una publicidad en Facebook, llegando en forma directa al cliente y hablándole desde la propia empresa. Es la metáfora de la empresa hablándole directamente al cliente. Esto cambia el concepto y las formas de trabajar el diseño.

 

 

Si esta lectura te resultó útil, tal vez te interesarte:

¿Cuál es la red social adecuada para tu marca? 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *